Domingo, 28 de abril de 2013
 


Este es el vacío que se tiene que llenar con el material aligerado que se sube por una tubería.

USA M ATERIAL ALIGERADO

Q&Q acelera trabajos de relleno en el Cerro Rico

Q&Q acelera trabajos de relleno en el Cerro Rico

El Potosí, Potosí

El relleno del hundimiento del Cerro Rico de Potosí está en plena ejecución a cargo de la empresa constructora Q&Q, la cual ya vacía el hormigón alivianado en el hueco mismo en la cumbre del yacimiento, confirmó el representante de la misma, Ángel Quintanilla.
El equipo de trabajo puso en marcha una bomba norteamericana (Pputzmerzer) especialmente preparada para funcionar sobre 4.000 metros de altitud y está respondiendo favorablemente para llevar la mezcla de cemento y polietileno al área del hundimiento.
Se prevé vaciar 10 mil cubos de carga aligerada para cubrir el hueco que se produjo en junio de 2010 y que se fue agrandando con el paso de los días.
La mezcla que se utilizará para el relleno tiene un 50 por ciento menos de peso que el hormigón normal, eso debido al uso de pelets (bolitas) de polietileno que se fusionan con el cemento.
En la primera fase se hizo el relleno de un vacío que se formó por debajo del hundimiento que impedía efectuar el vaciado de la carga de forma masiva.
Desde ayer comenzó el vaciado al propio hundimiento pero como el cráter fue afectado en su pared sur se tendrá que construir una especie de muro de hormigón armado para que se tenga una especie de olla completa y se pueda seguir colocando la carga.
Una vez que se rellene completamente el hueco se formará con estructuras metálicas una especie de cono para formar la puntita del cerro y se usará material del lugar para que quede como si nunca hubiera sido afectada por un hundimiento, comentó el gerente de la empresa encargada de ese trabajo, Ángel Quintanilla.
Mientras tanto, los técnicos de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y las cooperativas mineras encaran la inspección a las galerías próximas al hundimiento para determinar si algunas de las operaciones de extracción de carga se deben paralizar porque existe el compromiso de preservar el yacimiento minero que también ostenta el título de Patrimonio de la Humanidad otorgado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).