sábado, 15 de septiembre de 2012
 


Minería en el país.

SEGÚN DATOS DEL CEDIB

Minería estatal paga tres impuestos y las cooperativas uno

Minería estatal paga tres impuestos y las cooperativas uno

Erbol, La Paz

De los tres impuestos que deben pagar todas las empresas del sector minero, los cooperativistas sólo pagan uno, según el Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib).
Los tres impuestos son: la regalía minera, impuesto a las utilidades de las empresas (IUE) y la alícuota adicional al Impuesto a las Utilidades de las Empresas.
Para el caso de las regalías el porcentaje que se paga es variable según el mineral y los precios; el pago es entre el 1 y 7 por ciento del valor de producción. Todos los sectores lo pagan, el estatal, el privado y el cooperativista.
Sin embargo, no ocurre lo mismo con el impuesto a las utilidades, que representa el 25 por ciento y la alícuota que es del 12,5 por ciento sobre utilidades cuando los minerales tienen buenos precios. De estos gravámenes están exentas las cooperativas por su “carácter social” como lo estipula la Constitución Política del Estado.
Empero, las cooperativas si pagan el canon de arrendamiento, aunque no como impuesto, lo hacen por las concesiones mineras de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y representa el 1 por ciento sobre el valor de producción.
Ante las ganancias que puede recibir el Estado por impuestos, el investigador del Cedib, Vladimir Díaz, sugiere la nacionalización de la mina Colquiri, hoy en conflicto entre mineros cooperativistas y asalariados.
“En este caso claramente la salida tiene que ser la nacionalización completa del yacimiento, terminar incorporando a los trabajadores restantes a la empresa minera Colquiri bajo la dependencia de la Comibol, esa es la salida que corresponde más a los intereses nacionales y a una planificación para la explotación del yacimiento”, señaló en declaraciones a Erbol.


Regalías
Respecto a las regalías, en el 2011, quien más aportó fue la minería mediana privada con 114.745.310 de dólares; seguido de la minería chica y cooperativizada que alcanza a 43.743.118 de dólares y en último lugar el aporte de la minería estatal con Comibol por 9.473.964 dólares.
Díaz agregó que alrededor de la mitad de las concesiones mineras otorgadas desde 2008 y que están vigentes hasta abril de este año, fueron entregadas a cooperativistas.

Beneficios para cooperativistas

De acuerdo a los datos recabados por el Cedib, del Servicio Nacional de Geología y Técnico de Minas (Sergeotecmin), la cooperativas mineras tiene 514 contratos, vale decir el 58 por ciento.
Las empresas privadas cuentan con 123 contratos (14%) y el resto de operaciones (28%) están distribuidas entre personas individuales y empresas comunitarias.
Hasta el 2007 los cooperativistas aseguraban ser 80.000 socios, pero sólo 23.000 de ellos contaban con seguro de salud, AFP y otros beneficios. Los asalariados en todo el país, entre privados y estatales, alcanzarían 8.000 trabajadores.
En los últimos años los cooperativistas se han visto favorecidos con un nuevo marco jurídico como el que les otorga la Nueva Constitución Política del Estado al reconocerles derechos preconstituidos por su función económica social.
En 2009 el Gobierno creó el Fofim, fondo minero de inversión en apoyo a las cooperativas mineras.