lunes, 30 de abril de 2012
 


Primer Escudo de Armas de Potosí dibujado por Arzans y Subieta


Segundo escudo y armas de Potosí dibujado por Arzans


Primer diseño del tercer escudo de armas de Potosí publicado por Brocha Gorda en 1905

VILLA IMPERIAL DE POTOSI

La Ciudad de los tres Escudos (Origen y evolución histórica)

La Ciudad de los tres Escudos (Origen y evolución histórica)

*José Antonio Fuertes


Antecedentes Históricos

El Escudo de Armas Potosí es el resultado de un largo proceso histórico que comienza con el descubrimiento
del Cerro Rico o Sumaj Orcko y concluye con el reconocimiento oficial a fines del siglo XIX.
Durante este periodo se desconocía si Potosí tenía o no un escudo de armas, hasta el conocimiento de la existencia de la “Historia de la Villa Imperial de Potosí” de Bartolomé Arzans de Orsua y Vela entre los 1865-1871, cuando Vicente G. Quesada publica en la “Revista de Buenos Aires”, varios pasajes de la historia de Potosí extractados de los manuscritos de Arzans.
Como resultado de dichas publicaciones, Quesada edita en París las primeras “Crónicas Potosinas” en 1890, donde hace referencia que el Emperador Carlos V por cédula de 28 de enero de 1547, concedió un escudo de “armas a la Villa Imperial, confirmando este título dado en honor del Emperador mismo”. Utilizando como fuente el libro de Arzans.
Dos años después (1892) el Centro de Estudios de Potosí en su magnífica obra “Monografía del Departamento de Potosí”, publica textualmente la cédula de concesión de un escudo de armas a Potosí por el Virrey Francisco de Toledo, con el título “Escudo y armas de la Villa Imperial de Potosí”, expedida en Arequipa el 2 de agosto de 1575. Acompaña a este artículo la “Real Cédula de fundación y título de Villa Imperial de la ciudad de Potosí”.
Luego en 1905 Brocha Gorda (Julio Lucas Jaimes) en su libro “La Villa Imperial de Potosí”, publica por primera vez el diseño del escudo de armas de Potosí. A través de él se conoce que Modesto Omiste le informó que Potosí tuvo dos escudos: el primero dado en Ulma el 28 de enero de 1547 por Carlos V y el segundo dado en Segovia el 1º de agosto de 1565 por Felipe II, datos extractados de los manuscritos de Arzans. Asimismo textualmente afirma que el actual escudo “que se ve ahora mismo bordado en seda en el salón del Ayuntamiento, es una interpretación del que fue dado por Toledo”. En la ilustración del escudo, afirma que fue “Dada en Arequipa el 30 de agosto de 1575 por cédula del Virrey don Francisco de Toledo”, existiendo error en la fecha, la cédula corresponde al “2 de agosto”.
Estas tres fuentes bibliográficas, son la base histórica para constituir una representación simbólica de la realidad histórica y política de la Villa Imperial de Potosí. Nos permiten conocer y dilucidar a profundidad la historia del Escudo de Armas de Potosí, que con orgullo ostentamos todos los potosinos nacidos en esta tierra bendita y reconocida a nivel departamental, nacional e internacional.
En ese sentido, es oportuno resaltar que Potosí desde sus orígenes ostentó tres escudos: el primero por el descubrimiento del cerro rico y fundación de una nueva población; el segundo, por haber sido elevado el “asiento de minas” al rango de “villa imperial” y el tercero y definitivo, por haber sido ratificado el título de Villa Imperial, en mérito al crecimiento desmedido de su población por el desarrollo económico minero y producción de plata.
Fue Carlos V quien puso óleo y crisma a la noble e histórica ciudad y fue el virrey Toledo, quien pregonó el dictado de “Villa Imperial, Fidelísima y Noble”, y afianzó el escudo emblemático que debía perpetuar su blasón.

Primer Escudo De Armas. 1547

Desde un comienzo los potosinos se enorgullecieron de su propia importancia y el primer escudo de armas que Carlos V concedió a Potosí refleja fielmente este espíritu de orgullo "Soy el rico Potosí, del mundo soy el tesoro, soy el rey de los montes y envidia soy de los reyes".
El cronista mayor don Bartolomé Arzans, en sus “Anales de Potosí” publicada por Luís Subieta Sagárnaga en 1925 y reedita en 1965 por Lewis Hanke y Gunnar Mendoza con el título “Historia de la Villa Imperial de Potosí, nos dice en su Capitulo V del Libro II, que Juan de Villarroel “pedía a su majestad cesárea la confirmación de título de descubridor de aquel gran Cerro, fundador de esta Imperial Villa, y armas para ella”.
La respuesta del monarca fue inmediata y afirmativa, concede a Potosí escudo de armas y acompañaba el título de “Villa Imperial” por Real Cédula de 28 de enero de 1547, dada en Ulma de Alemania. Este reconocimiento directo del rey hacia la riqueza argentífera determinó el curso de la historia potosina:
“En campo blanco el Rico Cerro, a los lados dos columnas de Plus Ultra, e imperial corona al timbre”.
Este blasón imperial mostraba en primer plano con majestuosidad admirable al Cerro Rico de Potosí en campo argentado. La traza o diseño de este primer escudo corresponde al mismísimo Arzans que aparece en la portada de su obra, de donde se extracta la siguiente inscripción o divisa colocada al pie del Cerro Rico: “Soy el rico Potosí, del mundo soy el tesoro, soy el Rey de los montes, envida soy de los reyes”.
El segundo trazo o dibujo a mano alzada hecha a principios del siglo XX corresponde a Luís Subieta Sagárnaga que aparece en sus manuscritos de 1905 hecho sobre la base de los originales de Arzans.
Este Primer Escudo de Armas de Potosí, constituyó el principio de una población minera en crecimiento, brinda gran importancia al referente proceso histórico regional y como fuente iconográfica para la historiografía potosina.

Segundo Escudo De Armas. 1565

Podemos decir con propiedad, que los sucesivos escudos que ha ostentado Potosí, se debe a dos acontecimientos importantes ocurridos. Los diferentes monarcas representaron a Potosí como una población minera en crecimiento acelerado, por el que se ratifica oficialmente el título de “Villa Imperial” en 1561, se trataba de armas personales del monarca que, por extensión, se aplicaban a sus reinos y a los respectivos territorios por ellos gobernados.
Antiguamente se denominaba VILLA a la población considerable por su extensión o por lo numeroso de su vecindario, que disfrutaba de determinados privilegios y exenciones, de carácter político y administrativo principalmente. La característica que diferenciaba de la aldea o del asiento, consistía en tener alcalde con jurisdicción civil y criminal, que Potosí no tenía, a pesar de haber recibido de Carlos V el título de Villa Imperial, no lo ejerció sino hasta el año de 1562, como consecuencia de la Capitulación hecha con el Conde de Nieva.
Potosí dependía de la jurisdicción de La Plata y la manera como se independizó, es digna de conocer. Para concretar este anhelo, a mediados de 1561, el vecindario de Potosí eligió a Francisco de la Serna para ausentarse a la Ciudad de los Reyes, como Procurador y con pleno poderes llevó la propuesta de cancelar una cierta suma a las arcas de la corona para mostrar al soberano español que Potosí era un lugar de opulencia y merecía ostentar el título de “Villa Imperial”, además de la exención del asiento de la jurisdicción de La Plata.
En virtud de lo cual, después de oídas las contradicciones de la ciudad de La Plata y en consideración de los servicios y lealtad de los vecinos, estantes y habitantes de Potosí, se acordó en Auto proveído en la ciudad de los Reyes, a 7 de noviembre de 1561, conceder el título de Villa con los términos, jurisdicción y privilegios.
La Capitulación fechada y firmada en la Ciudad de los Reyes (Lima) el 21 de noviembre de 1561, demuestra que Potosí capituló con el visorrey Conde de Nieva don Diego López de Zúñiga y Comisarios del Consejo de S.M. (Lic. Birbiesca de Muñatones y don Diego de Vargas y Carvajal), para obtener el título de “Villa” y su exención de la ciudad de La Plata:
“queremos por hazer bien e merced al dho asiento de potossi que sea villa e se llame e nombre la villa ymperial de potossi exsentandola y eximiendola de la juron de la ciudad de la plata”.
Fue por más de tres lustros un simple asiento de minas y su crecimiento poblacional se aceleró hasta el punto que su nombre no tardó en sonar por todo el orbe.
Es de comprender que como consecuencia de esta Capitulación, Felipe II puso también un poco de espiritualidad y de amor en la ofrenda. Cuatro años después concedía otro escudo de armas más elegante, y con todas las características heráldicas de la época.
Continuando con la relación que nos brinda Arzans, en su Capitulo V Libro II, se conoce que Potosí ostentó el primer escudo hasta 1565, en el cual por cédula de Felipe II, dada en Segovia el 1º de agosto, le concede otro, con las siguientes características: “en campo de plata una águila imperial, en medio de ella contrapuestos dos castillos y dos leones, debajo de éstos (donde hace el medio) el gran Cerro de Potosí, las dos columnas del Plus ultra a los lados, corona imperial al timbre, y por orla el collar del toisón”.
Estas son las armas de la Villa Imperial de Potosí, solicitadas por la nobleza “que siempre la han atendido muy obsequiosos, como se verá en las exenciones y honoríficos privilegios que tienen adquiridos sus famosos azogueros, dueños de minas y demás nobleza de sus vecinos”, afirma Arzans.
Siendo propósito de esta concesión, perpetuar el título de “Villa Imperial” y el nombre del “Cerro Rico”, destacando la riqueza argentífera escondida en sus entrañas, como dijimos en líneas precedentes, se trataba de armas personales del monarca que, por extensión, se aplicaban a sus reinos y a los respectivos territorios colonizados, mas solo diferencia era un ícono de la región como es el “gran Cerro Rico”.
Este blasón real mostraba la majestuosidad del gran Cerro Rico de Potosí colocada dentro del escudete en medio del castillo y león inferior, como se observa en el único trazo o diseño del segundo escudo en la obra de Arzans que aparece en la portada de su obra de 1965, a lado del primer escudo.

Tercer Y Actual Escudo. 1575

Tuvo que transcurrir 14 años de poseer el título de “Villa Imperial” y 10 años de ostentar su escudo concedido por el Rey Felipe II, para que el 5to. Virrey del Perú don Francisco de Toledo, ratifique el título de “Villa Imperial” y le conceda otro escudo de armas a Potosí, el tercero.
Al igual que la Capitulación o el título de “Villa Imperial de Potosí”, no se conocía o no se dio la importancia, de ahí que en 1570 el pueblo potosino pidió en copia la Capitulación para pregonar o hacer conocer que Potosí había capitulado ante el Conde de Nieva, nadie debía ignorar que Potosí era “Villa Imperial”. Petición de 24 de enero de 1570 y reconocido el 16 de febrero de 1570 por el mismo Virrey Toledo.
Documento protocolizado en la Villa Imperial de Potosí el 23 de mayo de 1570, ante el Escribano Público don Melchor de Vitoria. La petición se funda en los servicios que los caballeros vecinos y moradores de Potosí tenían prestados a Carlos V desde el descubrimiento de la riqueza argentífera en el Cerro Rico y posterior asentamiento de los conquistadores.
Como consecuencia de esta petición de los vecinos y poniéndole al tanto de que la Villa de Potosí era privilegiada con el título de “Imperial”, el Virrey Toledo visitó Potosí en diciembre de 1572. En su estadía, implementó nuevas tecnologías para el procesamiento de la plata, dando lugar a la construcción de una treinta de lagunas o represas, la construcción de 150 cabezas de ingenios y la fundación de una Casa de Moneda para la acuñación de la moneda macuquina, conjuntamente las Cajas Reales, el Cabildo, entre otras edificaciones.
Otorgado con todos los privilegios el ESCUDO DE ARMAS, el documento conferido sobre el nuevo blasón, recién se conoce en su integridad en 1892. El Centro de Estudios de Potosí en su “Monografía…” publica por primera vez la cédula de 2 de agosto de 1575, concedida por el Virrey Toledo con el título “Escudo y armas de la Villa Imperial de Potosí”, fue a partir de este año que los potosinos reconocemos como tal este escudo de armas, que en sus partes principales señala: ...conceder á la dicha Villa y darle por armas un escudo en campo amarillo en el cual pudiesen tener y poner en la dicha Villa las armas rreales de su magestad, con dos castillos y dos leones, y el toisón en el pecho de un águila ymperial con dos cabezas cortadas y una corona en medio de las dichas dos cabezas, y dos columnas imperiales a los lados de las dichas armas con una letra que dixese PLVS VLTRA, y el dicho cerro rrico de Potosí con una blasón a la rredonda de todo el escudo que dixese = CESARIS POTENTIA = PRO REXIS PRUDENTIA = ISTE EXCELSUS MONS ET ARGENTEUS = ORBEM DEBELARE VALENT UNIVESISUNT =
Conocido de la existencia de la cédula de 1575 del Virrey Toledo, el entonces Ayuntamiento de la ciudad, mandó a bordar en seda el escudo de Potosí para ostentarlo en el salón. En 1905 Brocha Gorda publica por primera vez el diseño del escudo de armas.
Es a partir de fines del siglo XIX, que los potosinos conocemos y respetamos el escudo de armas de Potosí, hasta que en 1943, la Sociedad Geográfica y de Historia “Potosí” publica el significado y heráldica del Escudo de Armas de Potosí, traduciendo la leyenda escrita en latín: “Por la potencia del César y por la prudencia del rey, este excelso monte de plata fue descubierto ante el mundo todo”
Potosí es la ciudad de los tres escudos, por haber brindado al mundo su metal argento durante siglos, así como la "Villa Imperial" por haber sido privilegiado por emperadores, reyes y virreyes desde sus orígenes y a lo largo de su proceso histórico.


* Socio de número y Vicepresidente de la Sociedad Geográfica e Historia Potosí

Compartir