lunes, 14 de noviembre de 2011

 


Los cursillistas terminaron bailando el tema “Oh cursillo”.

TERMINÓ CON CANTO Y ALEGRÍA

Ultreya fortifica el camino sobre proyecto del Señor

Ultreya fortifica el camino sobre proyecto del Señor

Carlos Alberto Cuiza

La XVIII Ultreya Nacional del movimiento de cursillos de cristiandad terminó ayer con baile, alegría, canto, abrazos y el compromiso de seguir el proyecto del Señor Jesús.
Más de 300 personas de todo el país participaron en este evento que se realizó en la Casa de la Cultura bajo el lema “uno es el maestro y todos somos hermanos”.
Durante tres días se compartió un programa ameno, alegre y mucha espiritualidad con el mensaje de curar a los enfermos del alma y la violencia.
Hubo el festival cultural donde cada delegación mostraba sus talentos con danza, poesía y canto. Se lanzaron globos por cada misterio del rosario, se realizó la oración de la mañana, el recital de color y la misa de clausura, entre otros.
“En realidad hemos tenido tres temas fundamentales: el primero a cargo del padre Natalini con el perdón y nos ha hecho estremecer la forma como debemos perdonar y no sólo porque el Señor nos dijo que había de perdonar 70 veces 7, sino que al final de la vida sino perdona tu corazón no está tranquilo”, manifestó la presidenta nacional de los Cursillos de Cristiandad Silvia Gandarillas.
Dijo que también se trató el compromiso del liderazgo y el trabajo de un buen dirigente del cursillo, y de no ser piedras en la vida de las personas, no ser problema, sino solución.
Se decidió realizar el próximo encuentro de dirigentes en Santa Cruz y el encuentro de jóvenes en Montero, ambos en 2012 y la próxima Ultreya Nacional en noviembre del 2014 en Tarija.