martes, 19 de julio de 2011

 

SEGÚN EX DEFENSOR DEL PUEBLO

Gobierno hace poco para proteger a miles de niños

Gobierno hace poco para proteger a miles de niños


El tráfico de personas es la actividad más lucrativa después del narcotráfico en las fronteras

ANF, La Paz

Waldo Albarracín, ex Defensor del Pueblo, confirmó que hasta el cierre de su gestión, el año 2008, más de 16.000 los niños, niñas y adolescentes salieron por las diferentes fronteras del país, sin control alguno y que podrían ser víctimas de trata y tráfico de personas.
El abogado defensor de los derechos humanos considera que la salida de miles de niños y adolescentes demuestra que las autoridades de Estado, encargadas de velar por el bienestar de la niñez, hacen poco para proteger a los menores de la trata y tráfico de personas.
"No se olvide que en este momento el tráfico de personas es la actividad más lucrativa del mundo después del narcotráfico y la venta de armas, no sería extrañar que hoy se le ponga precio a la vida y a los órganos de las personas. Un riñón o hígado en Europa supera los 50.000 euros entonces con semejante negocio hay muchas mafias, lo peor es que están trabajando en impunidad", sostuvo Albarracín.
"En mi gestión, el informe iba en el sentido en que más de 16.000 niños pasaban las fronteras y por los puestos migratorios, sin que el Estado sepa dónde van y si vuelven, entonces como que más o menos se mantiene la cifra se mantiene", sostuvo la ex autoridad.
El Defensor del Pueblo, Rolando Villena, informó la pasada semana que al año 15.000 niños bolivianos salen por las fronteras de Bermejo, Yacuiba y Villazón, sur del país, sin permiso de los padres de familia, o, porque son víctimas de las redes de trata y tráfico de personas.

Presentación de informe

Ese dato fue revelado luego de la presentación de un informe del Foro Internacional sobre la Trata y Tráfico de personas, denominado "Una Obligación de los Estados, la Sociedad Civil y el Derecho a la Protección de las Niñas, Niños y adolescentes", la ponencia fue sostenida por una activista argentina, este tema ha preocupado por la alarmante cifra a autoridades nacionales y regionales y producto de ello es la creación de una unidad de la Policía que se aboque a atender estos temas.